domingo, enero 21, 2018

EL NIDO DEL PETIRROJO

¿Cómo estoy construyendo mi propia relación con DIOS?
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL NIDO DEL PETIRROJO
El Aposento Alto
ROMANOS 1:12 “... para que unos a otros nos animemos
con la fe que compartimos.” (NVI)
Me reuní con Pamela en la puerta de la capilla. Su rostro brillaba por el entusiasmo mientras me mostraba la caja de zapatos que llevaba entre las manos. Estaba llena de pasto seco, musgo y algunos trozos de papel. «Preparé un nido», dijo. «Un petirrojo vendrá a vivir en él».
¿Cómo explicarle a esta niña, tan llena de fe, que un petirrojo normalmente construye su propio nido y que preferiría uno más redondeado?
Reflexionar sobre esta experiencia me llevó a pensar en otra verdad muy importante. Pamela podía ofrecer todos los materiales para armar un nido, pero el petirrojo debía construirlo por sí mismo.
Igual que Pamela al preparar el nido, tal vez nos encontremos intentando construir la fe en otras personas, pero olvidamos que nuestra experiencia cristiana es única porque es entre cada uno de nosotros y el SEÑOR. Nuestras vidas están ligadas en hermandad y construídas con los mismos materiales de fe y amor.
El versículo de hoy nos recuerda compartir
nuestra fe y el amor de Cristo unos con otros
a la vez que construimos nuestra propia relación con DIOS.
OREMOS: PADRE amado, nos has dado esta vida en CRISTO para disfrutarla y compartirla. Ayúdanos a apoyarnos unos a otros a la vez que construimos nuestra relación Contigo. Por Cristo Jesús, amén.
Sr. Colin D. Harbach (Cumbria, Inglaterra)

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:

http://www.meditaciondiaria.org/


sábado, enero 20, 2018

RESISTIR A LA TENTACIÓN

Si resistimos la tentación, DIOS nos ofrece una salida.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
RESISTIR A LA TENTACIÓN
El Aposento Alto
1a CORINTIOS 10:13 “Tres cosas hay que son permanentes:
la fe, la esperanza y el amor;
pero la más importante de las tres es el amor.” (DHH)
Estaba muy contenta. Era viernes y día de pago. Sin embargo tenía un problema. No tenía dinero para tomar el ómnibus y llegar al trabajo a recoger mi cheque.
Lo pensé mucho y decidí que intentaría usar un boleto vencido, y confiar en que el conductor no se daría cuenta. Caminé hasta la parada del ómnibus, pero me incomodaba la decisión. Al enfrentar la tentación de engañar al otro recordé a José.
Cuando la esposa de Potifar tentó a José (Génesis 39:9-12), él no se rindió a la tentación sino que huyó. La reacción de José constituye un modelo a seguir cuando estemos en situaciones en que somos tentados.  DIOS nos brindará una manera de salir de la tentación, sólo debemos aceptarla. Oré al Señor para que me ayudara y, tal como lo hizo con José, DIOS  me recompensó a mí también.  
Cuando llegó el ómnibus, dejé pasar a los demás. Ascendí en último lugar con el boleto vencido apiñado en mi mano, pero me arrepentí. Decidí no mentir y me bajé. El conductor me llamó. Me preguntó si necesitaba viajar y me permitió hacerlo gratis.
A veces nuestros problemas parecen que no tienen solución y que no pueden resolverse sin engaños o mentiras, pero DIOS sabe. Si buscamos en oración otra salida, la hallaremos.
ORemOs: DIOS BONDADOSO, enséñanos a confiar en que Tú nos darás la fuerza para no caer en tentación. En el nombre de Cristo, amén.
Sra. Ginger Robinson (Texas, EE.UU.)

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:



viernes, enero 19, 2018

UN MAYORDOMO FIEL

Hoy serviré a DIOS y a los otros con un corazón alegre.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
UN MAYORDOMO FIEL
El Aposento Alto
1a PEDRO 4:9-10 “Practiquen la hospitalidad entre ustedes sin quejarse. 10 Cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de DIOS
en sus diversas formas.” (NVI)
Tengo el privilegio, como mamá, de quedarme en casa a cuidar de mis seis hijos. Ésto me permite compartir tiempo con éllos durante el día, recibirlos al regresar de la escuela, enseñarles y verlos crecer.
Una de las dificultades de ser una mamá que está en casa es que mis días estaban llenos de tareas rutinarias: lavar platos y ropa, limpiar los pisos, cambiar pañales y levantar juguetes del suelo. Estas actividades no son divertidas ni interesantes, pero debían hacerse.
Un día, mientras acomodaba las medias de a pares, vino a mi mente el versículo de hoy. ¿Acaso me quejo? ¿Es mi trabajo de bendición para otros si lo hago con una mala actitud? A veces pareciera que a nadie le importan mis quehaceres diarios, pero luego me doy cuenta, sentada sóla apareando medias y doblando la ropa de los niños, que DIOS me está viendo. El Señor conoce mi corazón y mi actitud. DIOS sabe si estoy trabajando como una sierva gozosa o simplemente tratando de restar tareas de mi lista.
DIOS nos ve a todos, incluso en las tareas más insignificantes de nuestra vida cotidiana. Cuando tenemos la oportunidad de servir a otros con amor, somos fieles mayordomos de la gracia de DIOS — cualesquiera sean las tareas que hagamos.
OREMOS: Oh DIOS, ayúdanos a servir a otras personas con alegría al cumplir con nuestras tareas cotidianas. Gracias por permitirnos ser mayordomos de Tu gracia. En el nombre de Cristo. Amén.
Sra. Sarah Lyons (Kansas, EE.UU.)

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:

jueves, enero 18, 2018

CÓMO QUIERE DIOS QUE USEMOS EL DINERO

DIOS nos provee para nuestras necesidades…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
CÓMO QUIERE DIOS QUE USEMOS EL DINERO
Misiones En Contacto
1 TIMOTEO 6:10 “ Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y
se han causado terribles sufrimientos.”
El mundo atribuye al dinero una importancia mucho más grande que la que DIOS quiso que tuviera. En vez de ser simplemente un medio de intercambio de bienes y servicios, se ha convertido en objeto de codicia, en una fuente de poder y de prestigio, y en un medio para alcanzar estatus, felicidad y seguridad. Pero, con tantas falsas esperanzas puestas en la riqueza, debemos tener cuidado de no ser engañados.
La Palabra de DIOS nos advierte los peligros de dar demasiada importancia al dinero en nuestra vida, y nos dice cómo usarlo de acuerdo con los propósitos del SEÑOR.
Para las necesidades personales: DIOS quiere que ganemos dinero para satisfacer nuestras necesidades y las de nuestra familia: Cuando estuvimos con ustedes, les dimos esta regla: El que no quiera trabajar, que tampoco coma.” (2 Tesalonicenses 3:10). Los cristianos debemos vivir dentro de nuestras posibilidades para no ser una carga para otros.
Para la obra de DIOS: Ya que todo lo que tenemos viene del SEÑOR, ÉL nos ha ordenado que Le demos la primera parte de nuestros ingresos como un acto de obediencia y gratitud: Honra al Señor con tus riquezas
y con los primeros frutos de tus cosechas”
(Proverbios 3:9). Nuestras contribuciones permiten que el evangelio sea proclamado.
Para ayudar a otros: Cuando alguien experimenta una crisis económica y está verdaderamente necesitado, el SEÑOR nos manda a ayudarle compartiendo lo que tenemos: Un préstamo al pobre es un préstamo al Señor, y el Señor mismo pagará la deuda.” (Proverbios 19:17).
DIOS nunca pasa por alto la generosidad, e incluso promete recompensarnos. Lo importante no es cuánto dinero tengamos, sino si lo estamos usando como ÉL manda. Adquirir más no da felicidad y seguridad. Pero si obedecemos las instrucciones del SEÑOR en cuanto al dinero, encontraremos el gozo y la satisfacción que nuestro corazón desea realmente.
OREMOS: Señor, todo es Tuyo y ayúdame a administrar el dinero que me das de acuerdo a Tu voluntad. Por Tu Santo Nombre, amén.
**Leer 1 Timoteo 6:6-11 (DHH)
Y claro está que la religión es una fuente de gran riqueza, pero sólo para el que se contenta con lo que tiene. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podremos llevarnos; si tenemos qué comer y con qué vestirnos, ya nos podemos dar por satisfechos. En cambio, los que quieren hacerse ricos caen en la tentación como en una trampa, y se ven asaltados por muchos deseos insensatos y perjudiciales, que hunden a los hombres en la ruina y la condenación. 10 Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y se han causado terribles sufrimientos. (DHH)

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:

miércoles, enero 17, 2018

EL CONCEPTO DE DIOS EN CUANTO AL DINERO

Somos administradores del dinero que DIOS nos ha confiado.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL CONCEPTO DE DIOS EN CUANTO AL DINERO
Misiones En Contacto
1 TIMOTEO 6:17-19 “17A los ricos de este mundo manda que no sean altivos ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos y generosos. 19 De este modo atesorarán para sí buen fundamento para el futuro, y alcanzarán la vida eterna.”
El dinero juega un papel muy importante en nuestra existencia. En realidad, es imposible vivir sin él. ¿Cómo podríamos comprar comida, tener techo y adquirir ropa? Pero es más que un medio para adquirir artículos de primera necesidad.
La búsqueda de dinero ha dominado la historia de la humanidad. Por el dinero se han librado guerras, se han arruinado vidas y han muerto personas.
Para tener una perspectiva correcta sobre el dinero, los cristianos deben entender la perspectiva del SEÑOR en cuanto al mismo.
DIOS es la fuente. Todo se origina del Creador y, por tanto, todo le pertenece a ÉL: De Jehová es la tierra y su plenitud,
el mundo y los que en él habitan,”
 (Salmo 24:1). Ésto significa que no somos más que administradores del dinero que ÉL nos ha confiado. Aunque trabajamos para tenerlo, DIOS es quien nos ha dado las oportunidades y las capacidades para ganarlo.
El SEÑOR usa el dinero para Sus propósitos. No podemos separar nuestras finanzas de nuestro cristianismo. DIOS no da dinero sólo para nuestras necesidades físicas; lo utiliza también para transformarnos espiritualmente. En tiempos de necesidad, nos enseña a confiar en ÉL, y demuestra que ÉL es fiel al proveerlo. El dinero es también una herramienta que DIOS usa para enseñarnos disciplina. En vez de abandonarnos a nuestros deseos, aprendemos a buscar Su voluntad y a estar satisfechos con lo que tenemos. Además, el SEÑOR usa el dinero para enseñarnos a ser generosos y altruistas.
Saca un billete de tu billetera y míralo; ese pedazo de papel es un poderoso instrumento en manos del SEÑOR cuando tú le das a ÉL autoridad sobre ese dinero y cooperas con SU plan.
Cuando tú abras tu cartera y veas un billete, recuerda que lo que hagas con él revelará tu integridad.
OREMOS: Padre Celestial. Ayúdame a ser un buen administrador del dinero que me provees para solventar los gastos del hogar, la salud, y nuestras necesidades. Te lo pido en el nombre de Cristo, amén. 


Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:

lunes, enero 15, 2018

LA RESPUESTA DE DIOS A NUESTRAS ORACIONES

Se necesita invertir tiempo para orar de la manera que DIOS nos lo pide.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
LA RESPUESTA DE DIOS A NUESTRAS ORACIONES
Ministerios En Contacto
1a JUAN 5:13-15 “Les escribo esto a ustedes que creen en el Hijo de DIOS, para que sepan que tienen vida eterna.
14 Tenemos confianza en DIOS, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. 15Y así como sabemos que DIOS oye nuestras oraciones, también sabemos que ya tenemos lo que le hemos pedido” (DHH)
En respuesta a nuestras oraciones, el Señor usa Su poder para penetrar las mentes cerradas y los corazones endurecidos. De esta manera, ÉL conduce a la persona a la salvación de pecados y transforma su vida pecaminosa.
Todos queremos que nuestras peticiones sean concedidas, por lo que es importante entender las condiciones de DIOS para responder las oraciones.
       Además de relacionarnos con ÉL: Jesús le dijo: —Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” (Juan 3:3) y de confesar todo pecado del que tengamos conciencia, debemos confiar en que Su Palabra es verdadera y Sus promesas son ciertas.
       La Biblia, que fue escrita por inspiración divina mediante hombres, es infalible. En este Libro maravilloso, el Señor revela Su naturaleza —Santa, Soberana y Perfecta— y presenta Su plan de salvación: Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás la salvación.” (Romanos 10:9).
       Debido a que las promesas de DIOS están basadas en Su carácter perfecto, podemos tener la seguridad de que ÉL hará lo que dice; de lo contrario, no sería DIOS. Y las promesas del Señor son confiables, pues ÉL siempre habló las palabras del Padre: Porque yo no hablo por mi cuenta; el Padre, que me ha enviado, me ha ordenado lo que debo decir y enseñar. (Juan 12:49).
Otra condición es que pidamos de acuerdo con los propósitos del Señor. Debemos orar por las cosas que armonicen con Su naturaleza y plan. DIOS quiere que discernamos Su voluntad, que oremos para que élla se lleve a cabo y que hagamos nuestra parte en su cumplimiento: Ustedes deben orar así: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo.” (Mateo 6:9,10). El Espíritu Santo nos ayudará a saber cómo orar.
Se necesita invertir tiempo para orar de la manera que DIOS nos lo pide. Y, en respuesta, ÉL hará muchísimo más de lo que podamos pedir o entender: Y ahora, gloria sea a Dios, que puede hacer muchísimo más de lo que nosotros pedimos o pensamos, gracias a su poder que actúa en nosotros.” (Efesios 3:20).

OREMOS: Padre Celestial, te ruego que a través del Espíritu Santo me ayudes a conocer Tu voluntad y saber cómo debo orar. Cuando leo diariamente Tu Palabra ayúdame a entenderla, comprenderla, a aplicarla en mi vida y compartir lo aprendido con mis familiares y amigos. Te lo pido en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección:

domingo, enero 14, 2018

CÓMO ENCONTRAR SATISFACCIÓN

La satisfacción se halla en una vida que refleje las prioridades de DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
CÓMO ENCONTRAR SATISFACCIÓN
Ministerios En Contacto
FILIPENSES 4:11-13 No lo digo porque yo esté necesitado, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo. 12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.”
2. La perspectiva terrenal. Muy a menudo, vivimos enfocados en nuestras circunstancias. Nuestras mentes piensan en las actividades de la semana, del mes o del año próximo. Con razón, el deleite de la vida sigue siendo escurridizo. La solución es tener una perspectiva eterna que reconozca que DIOS tiene el control y que nuestro objetivo es complacerlo.
3. La presión autoimpuesta. Todos hemos experimentado las cargas inevitables de las responsabilidades. Pero nos imponemos presiones innecesarias cuando dejamos que el “tienes que” y el “debes” nos gobiernen. El remedio es acudir a DIOS, reconocer el derecho que ÉL tiene de decirnos lo que debemos hacer y pedirle que nos indique Su plan.
4. Actitudes poco saludables. El perfeccionismo, el sentimiento de culpa y la falta de entusiasmo debilitan nuestro deleite de la vida.
La satisfacción se halla en una vida que refleje las prioridades de DIOS —y pasar tiempo con ÉL es lo primero. Al leer Su Palabra, nos volvemos conscientes del gran amor del Padre, aprendemos lo que ÉL considera importante y experimentamos el gozo de pertenecer al Señor.

OREMOS: Padre Celestial. Gracias por las bendiciones que nos das diariamente. Ayúdame a poder leer Tu Palabra diariamente para conocerte y entender cuál es Tu voluntad para conmigo. Que todo lo que haga sea de Tu agrado. Te lo pido en el nombre de Cristo, amén.

Si quieres opinar y/o dejarnos un comentario, visita nuestra página web en la siguiente dirección: